¿Qué aislamiento necesito?

Existen dos tipos de aislamiento de interior en una vivienda, aislamiento térmico y aislamiento acústico

Aislamiento térmico

Se produce reduciendo la transferencia de calor entre los diferentes materiales que conforman nuestra vivienda. Nosotros solemos utilizar materiales como la lana de roca y el yeso laminado para frenar esta transmisión de calor.

Actualmente el ahorro energético es una prioridad a la hora de construir una vivienda nueva teniendo estas construcciones que pasar el riguroso test de eficiencia energética. Las viviendas de obra nueva están muy preparadas térmicamente y no suelen necesitar de ninguna actuación.

Paredes

Si en tu caso la vivienda no es muy nueva y necesita de un aislamiento térmico debes tener en cuenta que es tan importante que aísles las paredes exteriores (cámaras/trasdosados) como que sustituyas las ventanas si estas no tienen unas buenas prestaciones térmicas; esta recomendación también se hace a la inversa, de nada sirven una ventanas muy buenas y unas paredes muy mal aisladas.

Ten en cuenta la orientación de las caras exteriores de tu casa, las más atacadas son el Norte por el frío y el Sur por el calor, estás son las dos orientaciones que primero debes aislar.

Techos

Del mismo modo que aislamos las paredes también lo podemos hacer con los techos, este tipo de aislamiento se debe hacer si vives en un piso de la ultima planta del edificio o bien si vives en una vivienda unifamiliar. De nada sirve aislar térmicamente el techo de un segundo piso en un edificio de 4 plantas.

Aislamiento acústico

El ruido es un poco complejo, sobre todo en un piso. Debemos saber que el ruido viaja en forma de onda y se transmite por todos los elementos que tiene a su alcance hasta atenuar por completo la onda sonora a través de la masa, esto quiere decir que no podemos hacer una insonorización del techo de un piso porque el vecino es muy ruidoso y esperar unos enormes resultados pues el ruido también viaja por las paredes y estructura del edificio.

Puedes probar esto… cuando tu vecino, el ruidoso, este en pleno apogeo intenta pegar la oreja sobre la pared que linda con el, luego cambia a otra pared y después prueba con el suelo. Te darás cuanta de que en todas las partes de tu casa adyacentes a la medianera también escucharas el ruido.

Esto no es una desmotivación total ni todo está perdido, solo digo que el silencio absoluto no lo vas a conseguir con una pequeña actuación pero si alcanzarás un alto grado de mitigación del sonido.

Si el problema lo tienes con el vecino de arriba, lo mejor obviamente es empezar con el techo; si el problema es la TV del vecino o sus conversaciones puedes empezar con la pared medianera y tengo que decirte que estos problemas que suelen ser los más comunes se solucionan con bastante asiduidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *